domingo, 19 de junio de 2011

II Festival de Casas Regionales

.
Rosalía de Castro fue una de las escritoras gallegas que mejor supo transmitir el sentimiento del emigrante, del que deja atrás su tierra para probar suerte en otro lugar. Este es uno de los sentimientos que une a todos aquellos que forman parte de cada una de las seis casas regionales que se han formado en la ciudad de A Coruña y que, por segundo año, se han encontrado en el Teatro de la ciudad que lleva el nombre de la escritora para compartir las mejores canciones y bailes de su tierra. Cantabria, Andalucía, Castilla La Mancha, Aragón, León y Asturias celebraron el II Festival de Casas Regionales de A Coruña el 18 de junio con una gran afluencia de público.

El acto lo presentó la periodista Elena López Fernández, locutora de la Cadena Ser, y fue presidido por el recientemente elegido Alcalde Don Carlos Negreira Souto acompañado de la Concejal de Barrio Dª Carmen Hervada Echevarría. También asistió al Festival la Conselleira de Sanidade, Dña. Pilar Farjas. El edil, en unas breves palabras, señaló que A Coruña es la ciudad “donde nadie es forastero” y agradeció la labor que hacen las Casas como “embajadoras” de la ciudad en los diferentes puntos de España.

Los primeros en saltar sobre el escenario del Teatro Rosalía de Castro fueron las componentes de la Casa de Aragón. Las voces y los instrumentos de cuerda dieron vida a las jotas que bailaron, animando el escenario, un grupo de jóvenes al que se unieron un par de niños que recibieron el aplauso del público.

A continuación, se estrenó en el Festival el coro de la Casa de Cantabria. Las voces de los 16 componentes hicieron sonar canciones como “Eres alta y delgada”, “En el baile la encontré”... y finalizaron con una gran frase de despedida: “Somos de Santander y aquí no hay más que hablar”.

La Casa de Castilla La Mancha subió al escenario a sus 14 mejores voces bajo la dirección de María Fernández Carballal. Vestidos con sus trajes típicos y perfectamente uniformados cantaron “La Jota de Puertollano”, “La Jota de la Vendimia”, “Arrincónamele”...

La Casa de Andalucía trajo el “color especial” al Festival con los coloridos volantes que volaban por el escenario al ritmo de “Bamboleo”, “A pasito seguro”... y acompañados de las palmas del público.

Los leoneses volvieron a hacer reír a público con su entrañable pareja, Blas y Camino, que mediante sus bromas y riñas iban introduciendo cada una de las canciones que cantó el coro, una de ellas en gallego. Además, un arriero maragato contó un enrevesado cuento sobre un mandarín, un melón...

La última actuación, la del coro del Centro Asturiano. El conocer el escenario y los años de ensayo los hicieron brillar más que nunca y sus voces se unieron en una sola para entonar “El besu”, “Cuando fui a Covagonda”... Además, la novedad de este año fueron las diferentes voces solistas que despuntaron entre el resto y se convirtieron en la apuesta ganadora de su directora Carlota Valentí.

Al igual que el año anterior, para cerrar el acto, al escenario se subió una representación de cada casa para cantar la famosa canción “Vivir na Coruña”. Todos juntos, cantando, dejaron patente que es “bonito” vivir en A Coruña, vengas de donde vengas.


Visitantes

clocks for websitecontadores web
plenty of fish.com Besucherzähler contador de usuarios online